Posturas de Vinyasa yoga

posturas vinyasa yoga

Para alcanzar esa conexión dinámica entre el cuerpo y la mente que ofrece el Vinyasa yoga es necesaria una amplia gama de asanas que permitan que la persona esté constantemente fluyendo entre una postura y otra durante aproximadamente 90 minutos de práctica.

Por esta razón el Vinyasa yoga mezcla saludos al sol, asanas de pie, posturas de piso, asanas de balanceo en brazo, inversiones y asanas de finalización.

Las asanas del Vinyasa yoga también las encontramos en el Hatha yoga, sin embargo, el ritmo del Vinyasa ofrece a estas posturas un mayor nivel de dificultad. La clave está en seguir las pautas de respiración para alcanzar un estado mayor de conciencia que permita que el cuerpo y la mente bailen y mediten al mismo compás de una asana a otra. El Vinyasa contempla asanas muy sencillas y otras muy complejas, lo importante es mantener el foco en la práctica y no dejar de intentar hacer ninguna asana.

Las posturas más emblemáticas del Vinyasa yoga son:

Postura del gato: es de las primeras asanas que se realiza en una clase de Vinyasa yoga y forma parte de la serie de saludos al sol. Es una postura muy práctica que se utiliza para aumentar la concentración y comenzar a tener conciencia de la respiración.

El guerrero: forma parte de la serie de posturas de pie y puede realizarse de tres formas distintas. Algunos maestros yogui suelen enumerarla para su diferenciación: guerrero 1, guerrero 2 y guerrero 3. Esta asana ayuda a crear solidez en las piernas, expandir el pecho e integrar todas las partes del cuerpo.

La rana: ayuda principalmente a desarrollar la flexibilidad de los músculos y a estirar los cuádriceps y fortalecer los tríceps. Forma parte de las asanas de piso del Vinyasa yoga. Se debe hacer con los músculos calientes y cuidando la postura del cuello para no lastimar la columna cervical.

Postura la vela: forma parte de las asanas de inversión y aumenta la circulación en el cerebro cuando la barbilla entra en contacto con el pecho. No es una postura sencilla y se suele realizar cuando los músculos ya están lo suficientemente calientes, después de las asanas de pie y de piso.

Valoración: 0/5 (0 votos)
Si te gusto, no olvides dar a me gusta y compartir

Qué opinas?

Otros artículos

Vinyasa yoga Barcelona

vinyasa yoga barcelona

¿Te gustaría aprender a hacerlo? Porque si es así, en Barcelona hay muy buenas escuelas especializadas. Yogaroom Barcelona Ofreciendo un espacio tranquilo, íntimo y quieto,…

Vinyasa yoga madrid

vinyasa yoga madrid

Pero ha sido principalmente en Madrid en el que se ha encontrado el mayor asentamiento de escuelas especializadas del país. ¿Vives en la ciudad? Entonces…

Libros de vinyasa yoga

libros vinyasa yoga

No obstante, ¿qué importa eso cuando puedes estudiar por tu cuenta gracias a un libro de vinyasa yoga? La obra completa sobre el vinyasa yoga…